Antecedentes del Sotai Ho

El Sotai es una terapia manual de origen japonés, en la que el terapeuta utilizando únicamente las manos y brazos, aprovechando los suaves movimientos del receptor, ayuda a reequilibrar el cuerpo.

Es totalmente inocua en cuanto a efectos secundarios, y su función es la de ayudar al cuerpo a reequilibrarse a nivel del sistema músculo-esquelético, ayudando también a aliviar ciertos dolores en algunos casos. Es usado también como complemento puntual de otras reconocidas terapias como el Shiatsu.

El fundador del Sotai, fue KEIZOU HASHIMOTO, un médico.
Cuando trabajaba en un hospital, él desempeñaba sus funciones como
médico de familia. Por supuesto, se debe aclarar que en Japón, al nombrar a un médico nos referimos que ha estudiado la carrera de medicina occidental.
En la época de Meiji, (hace 100 años) la medicina evolucionó completamente, pasando a utilizarse la medicina occidental y no la oriental.
La medicina oriental como la acupuntura, moxibustión y Anma entró en una breve época de dificultades legales, pero luego, en la Segunda Guerra Mundial, se estudió de nuevo y se homologaron las más
importantes.
La mayoría de los japoneses utilizan la Seguridad Social y sólo
significa que van a recibir tratamiento de medicina occidental.
Keizou, cuando trabajaba en el hospital y acudía un paciente, (excepto alguna enfermedad contagiosa o problema interno) conseguía un resultado muy bueno, pero algunos pacientes se quejaban de dolor corporal constante (columna y alguna molestia general).
Este tipo de pacientes, acudían normalmente a su consulta; pero, después de recoger la receta y solucionar el dolor inmediato dejaban de acudir. Ellos preferían acudir para eliminar el origen del problema a algún centro de acupuntura, Anma, Seitai o Shiatsu.

En esta época, aunque estos centros no tenían tanta categoría, los pacientes salían muy contentos y aliviados de sus malestares.
A los pacientes, no les importaba tanto la categoría del centro al que acu-dían si no que aliviaran sus molestias.
Keizo Hashimoto, tenía muchas dudas sobre el trabajo que desempeñaba, ya que había mucha gente a la que no conseguía ayudar, por ese motivo empezó a estudiar medicina oriental (anma, acupuntura, Seitai o lo que es lo mismo manipulaciones).


Keizou vivía cerca del hospital y allí vio por casualidad una clínica
que se llamaba Seitai Jutsu, era del maestro Takahashi.
Este maestro trabajaba mirando el cuerpo como era su balance, miraba dónde hay acumulación de cansancio según las articulaciones, revisaba el movimiento y hacia qué dirección resultaba más cómoda la movilización.

Siempre se basaba en que la zona lumbar era el centro y el cuerpo se
empieza a desviar desde la parte de abajo.
Después de realizar diferentes movilizaciones realizaba la rotación
hacia el lado más agradable. Los pacientes acudían sobretodo para los problemas de columna y estaban contentos con el resultado que conseguían.
Por eso empezó él mismo a formarse con el maestro Takahashi, en el
arte del Seitai Jitsu. Como ya he comentado anteriormente, lo más importante para él era buscar el movimiento de cada articulación y ver a qué lado era más agradable, para luego elongar, mantener y relajar el cuerpo.

Este método era sencillo así que empezó a estudiar y a aplicar sus cono- cimientos en los pacientes y poco a poco desarrolló este movimiento
llamado en Europa Sotai Ho.
Keizo vivía fuera de la capital de Japón, a 300 Km. más o menos
al norte de Japón y pasó su vida en soledad. Tenía pocos discípulos directos, pero como maestro que era, generosamente si alguien iba a visitarle para ver cómo trabajaba, le atendía gustosamente.

Por una parte era muy severo pero siempre basó sus enseñanzas en
formar a sus alumnos a comportarse como un verdadero maestro de Sotai
Ho.
También les decía “El cuerpo debe de funcionar bien con la curación
natural, nosotros le debemos ayudar desde la humildad y enseñar la dirección adecuada; el cuerpo hará el resto, equilibrándose y recuperándose por sí mismo. Nosotros sólo le debemos empujar para que funcione bien”
.
Actualmente hay cuatro maestros importantes en el mundo del Sotai,
ya que el fundador no quería salir del centro para difundir este método, lo
proporcionó el discípulo Miura hace sólo 30 años.
Abrió una consulta y una escuela en Tokio y empezó su labor de
difusión de esta terapia manual a terapeutas y naturópatas.

Por aquel entonces, hace 22 años, yo tuve la oportunidad de aprender
Sotai con el maestro Miura. Me formé en el verdadero estilo del maestro
Hashimoto.
22 años después, el estilo de Miura se sigue trabajando desde las
zonas distales del cuerpo (el meñique del dedo del pié, hasta las
articulaciones más grandes como el sacro la columna…)

La filosofía de Keizou, era para difundir el Sotai, no sólo a los
profesionales sino como hobby.

El Sotai en Japón, se difunde por clubs o residencias como ejercicio,
incluso los naturópatas también forman y dan sesiones. El nivel es
completamente distinto, uno preparado para profesionales y otro como
hobby. La intención dela existencia del Sotai es equilibrar el cuerpo y cómo debemos movernos adecuadamente para conseguirlo.

Poco a poco se va difundiendo por el mundo la técnica del Sotai Ho que ha sido un gran aporte para el mundo de las terapias y el autocuidado corporal.